El efecto Hawthorne en la Gestión de Riesgos corporativos

El efecto Hawthorne, un fenómeno psicológico que destaca la mejora del rendimiento debido a la atención especial y que ha sido objeto de estudio en el ámbito laboral. Su influencia afecta en la gestión de riesgos corporativos. En este post, exploraremos cómo el efecto Hawthorne puede afectar a la identificación y gestión de riesgos en las organizaciones y cómo los líderes pueden abordar esta influencia para fortalecer sus prácticas de gestión de riesgos.

1. Aumento de la conciencia: El efecto Hawthorne destaca que la atención especial hacia un área o actividad puede aumentar la conciencia y la productividad. En el contexto de la gestión de riesgos, esto puede llevar a una mayor atención a ciertos aspectos mientras otros quedan desatendidos, generando una visión sesgada de la situación de riesgo.

Estrategia de Gestión:

  • Implementar un enfoque equitativo en la identificación de riesgos, evitando concentrarse exclusivamente en áreas específicas.
  • Fomentar una cultura de comunicación abierta para capturar riesgos que pueden no ser evidentes de inmediato.

2. Cambios en el comportamiento: La atención adicional asociada con el efecto Hawthorne puede influir en el comportamiento de los empleados. Esto puede llevar a una representación sesgada de las prácticas de seguridad y una posible subestimación de riesgos que no están directamente bajo el foco.

Estrategia de Gestión:

  • Promover una cultura de seguridad proactiva que vaya más allá de la observación directa.
  • Realizar auditorías y revisiones periódicas para evaluar de manera integral las prácticas de gestión de riesgos.

3. Sesgo en la identificación de riesgos: El efecto Hawthorne puede influir en la percepción de los riesgos, ya que la atención especial puede magnificar o minimizar ciertos aspectos. Esto puede llevar a una identificación selectiva de riesgos, omitiendo aquellos que no están directamente bajo observación.

Estrategia de Gestión:

  • Implementar técnicas de identificación de riesgos que involucren a diversos departamentos y niveles jerárquicos.
  • Fomentar la autoevaluación y la retroalimentación continua para obtener una visión más completa.

4. Resistencia al cambio: La atención especial puede generar resistencia al cambio, ya que los empleados pueden percibir que las prácticas existentes están siendo evaluadas. Esto podría afectar la identificación y gestión de riesgos, ya que las personas pueden sentirse menos inclinadas a informar sobre posibles problemas.

Estrategia de Gestión:

  • Comunicar de manera transparente los objetivos de la gestión de riesgos, destacando su importancia para el bienestar general de la organización.
  • Fomentar una cultura de mejora continua que vea el cambio como una oportunidad para fortalecer la resiliencia organizativa.

Conclusión: El efecto Hawthorne, si bien puede generar mejoras en la atención y el rendimiento, también presenta desafíos en la gestión de riesgos corporativos. Los líderes deben ser conscientes de cómo esta atención especial puede influir en la identificación y gestión de riesgos, adoptando estrategias equitativas y transparentes para mitigar su impacto.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *